Archivo de la etiqueta: balcells

García Márquez en cerca de 900 páginas

Los pueblos necesitan héroes. Colombia tiene el suyo propio y se llama Gabriel García Márgaboquez, Gabo, un inventor de historias. Pero no un inventor de historias cualquiera. Fue Premio Nobel y uno de los mejores escritores en lengua castellana del siglo XX. El hecho del mito se me hizo realmente evidente en Coppelia, (no el Coppelia de La Habana, aquel en el que cierto día me comí un helado de vainilla con regusto a Revolución), en el Coppelia de Barcelona, en el Born. En uno de esos viernes lluviosos de finales de mayo dejé en la puerta de la coctelería el agua de los charcos que había acumulado en los zapatos y me senté un rato entre las mesas de un local repleto de música caribeña. La bebida, un combinado inventado para la ocasión llamado Macondo, acompañado por unos patacones y empanadillas como los hacen en Colombia. Los patacones son unos deliciosos plátanos verdes fritos y las empanadillas eran crujientes, de carne y tomate. El sabor adecuado para encontrarme con Xavi Ayen y hablar sobre su libro, “que tiene 900 páginportada_boom_latinoamericanoas, a lo mejor no lo compra mucha gente por ese motivo, bueno, pero tampoco llega a las 900, casi, son 888 páginas. Aquellos años del boom. García Márquez, Vargas Llosa y el grupo de amigos que lo cambiaron todo (RBA). Bajo este título y subtítulo, el periodista escribe un largo reportaje, cuidadosamente elaborado a lo largo de diez años. Ahí están horas de entrevista con García Márquez o con Mario Vargas Llosa, viajes a México y también a Nueva York. “Balcells me ha dejado consultar sus archivos”, ese enorme manantial por el que transita gran parte de la historia de la literatura de la segunda mitad del siglo XX y del XXI. “No hay placas que lo conmemoren” -se puede leer en Aquellos años de boom, pero aquel momento de la literatura en castellano “se abrió en Barcelona”. Aquí se produjo un fenómeno “confuso y veloz” a mediados de los años sesenta y la ciudad llegó a convertirse, entrados los setenta, en un “parque temático” por el que paseaban los escritores latinoamericanos más conocidos. Aquellos Años del boom muestra un profundo conocimiento sobre un moviento que no se irá con el tiempo, aunque desaparezcan sus protagonistas.

“Es posible que los lectores solo presten atención al capítulo dedicado al puñetazo de Vargas Llosa a García Márquez”. Prestaremos atención a más cosas, sin duda, pero, aquel puñetazo supuso el final de una gran amistad y el comienzo de muchas leyendas.

Anuncios

La verdad de las mentiras de Vargas Llosa

Mario Vargas Llosa ha despertado este jueves en Nueva York con una gran certeza: ha conseguido definitivamente el Nobel de Literatura 2010. La Academia sueca ha decidido no dejar el autor peruano y español fuera de su privilegiado club y nos ha alegrado el día con la feliz noticia. Para celebrarlo, he recuperado, a la primera, de mi desordenada biblioteca, La verdad de las mentiras, más de 400 páginas editadas por Alfaguara gracias a las cuales podemos asistir a una clase magistral sobre teoría y práctica de la literatura. Son joyas atesoradas por Vargas Llosa que nos enseñan mucho sobre este mundo medio imaginario y medio real. Como dejó escrito aquel iluminado que se llamaba Ramón del Valle- Inclán: “las cosas no son como las vemos, sino como las recordamos”. Las cosas de la literatura y el poder de persuadir del escritor.

La ciudad y los perros, La casa verde, Los cuadernos de Don Rigoberto o La fiesta del Chivo. El primer libro que me gustó de Vargas Llosa fue La tía Julia y el escribidor, la historia de un joven autor de seriales para la radio. Pantaleón y las visitadoras es una novela desconcertante. Quizás porque quise leerla cuando era demasiado joven? Quizás, si . Más allá de las virtudes literarias del nuevo premio Nobel, es interesante hacer un repaso de la importancia que ha tenido para la edición en Barcelona. Como él mismo ha reconocido y ha agradecido siempre, editores como Carlos Barral o agentes literarias como Carmen Balcells tuvieron mucho que ver con el futuro de un joven escritor latinoamericano que llegó a Barcelona en los años 60. La época de la Gauche Divine y del “Boom de la literatura latinoamericana” son las mismas y los personajes de aquel tiempo forman parte de la cultura de una ciudad y de gran parte de su razón de ser. Al mismo tiempo que crecieron como grandes escritores Mario Vargas Llosa o Gabriel García Márquez, Beatriz de Moura comenzaba con Tusquets y Herralde iniciaba la aventura de Anagrama; Ricardo Bofill  y Oriol Bohigas conformaban las claves de su arquitectura .