El misterio de Shanghai

Cuando uno pasea por el Bund de Shanghai y se para a mirar la otra orilla del río Huangpu vislumbra un bosque de brillantes rascacielos erguidos sobre el mítico Pudong. Con un poco de paciencia, mientras admiramos las brillantes aguas de esa ramificación del Yangtze y dejamos pasar el día, la noche abrirá ante nuestros ojos miles de luces de todos los colores, iluminando algunos de los edificios mas altos del mundo. Pero detrás de aquellas altas dimensiones se esconden esforzadas historias y dramas sin esclarecer del todo.

Jazuo Ishiguro nació en Japón (en Nagasaki), pero, cuando tenía pocos años, su familia se trasladó a Londres, así que cuenta Shanghai según el pensamiento de un niño británico. En Cuando fuimos huérfanos descubrimos una ciudad compleja, apasionada, llena de un colorido dramático que apunta una historia violenta descrita sin estridencias. Nos encontramos en la segunda mitad de los años 30 del siglo XX. En España se está produciendo la cruenta Guerra Civil y en Europa falta poco tiempo para que el nazismo estalle finalmente en la llamada Segunda Guerra Mundial. Las fuerzas imperiales de Japón todavía no han disparado sus bombas contra la base militar norteamericana de Pearl Harbour, pero se encuentra llevando a cabo la segunda guerra chino-japonesa. El general Chiang-kai-Shek, que se veía impotente ante los ataques nipones, envió sus tropas a Shanghai para ganar tiempo y levantar la moral de sus tropas. Shanghai era una ciudad importate para la economía de China, y, de esta manera, pretendía que importantes empresas emigraran hacia otras ciudades del país.

Pero estas circunstancias eran desconocidas para el joven Christopher Banks, que, una vez convertido en uno de los más célebres detectives de Londres, decide trasladarse a su país natal para averiguar el paradero de sus padres, secuestrados años atrás por la mafia del país por motivos relacionados con el tráfico de opio, una auténtica plaga en la China de aquellos tiempos.

Con un estilo enérgico y sin traicionar su universo literario propio, Jazuo Ishiguro situa al lector entre dos mundos. Al mismo tiempo, tendrá que dilucidar qué pretende el jóven detective hacer con su propia vida al márgen del devenir histórico y familiar al que dedica todos sus esfuerzos.

Una gran historia para descubrir al escritor que en 2017 fue galardonado con el Premio Nobel de Literatura.

Anuncios

El eclipse de Yukio Mishima

“Me pregunto si hay otra forma de vivir en este país tan difícil, si no me queda más alternativa que matar, suicidarme”-escribió Mishima en El templo del alba. Shintaro Ishihara se pregunta, a su vez, en El eclipse de Yukio Mishima (Gallo Nero), por qué se inmoló el que fuera uno de los más grandes escritores japoneses. Su obsesión, según el también escritor y político Ishihara, fue una anormalidad y una falta absoluta de percepción sociológica y de intuición sobre lo que suponía la nueva posición de Japón en el mundo.

Después de escribir grandes y numerosas obras, Yukio Mishima, consiguió crearse a sí mismo también como personaje. Se vistió de héroe y se esforzó en recuperar a toda costa los valores que consideraba tradicionales y esenciales de la cultura japonesa. ¿Acaso se sentía incapaz de enfrentar el futuro de un Japón que tendrímishima-231x300a que cambiar para buscar su nuevo lugar en el mundo? ¿Era realmente un fanático Yukio Mishima?

En El eclipse de Yukio Mishima descubriremos la otra cara de un escritor que pintó a base de palabras un paisaje lleno de suaves ocres y transparentes azules. El olor del mar antes del amanecer, el rugido de las olas desde la atalaya de un faro o la quietud de un jardín cuidado por las manos expertas de una geisha. Mishima explicó sabias historias de amor, de poder, de desdicha y de misterio. Y también supo dejar constancia de algunas dúctiles maneras de manifestar la crueldad.

Ahora, Shitaro Ishihara, a años luz de la compasión que trae consigo el tiempo, la muerte o la distancia, describe sin concesiones su relación con el que fuera su compañero y amigo. “Al recordar, con la perspectiva que da el tiempo, mis encuentros con Mishima, siento como si hubiera sido testigo de sus dolorosa degradación”- dice en el libro.

Mishima se suicidó después de la última entrega de la tetralogía El mar de la fertilidad (Nieves de primavera, Caballos desbocados, El templo del alba y La corrupción de un Ángel). Antes de hacerse un seppuku o harakiri, como los guerreros samurái, junto a otros miembros de su Tatenokai (Sociedad del escudo), había lamentado el estado de decadencia de una sociedad en la que ya no quedaban héroes, y que se conducía angustiosamente por el pragmatismo del mundo de los negocios. Mishima recordaba con admiración el Japón de su adolescencia, cobijado bajo la tradición y la figura mayestática del emperador.

shintaro Ishihara
Shintaro Ishihara es actualmente un político importante en Japón

Interesante libro, para conocer de cerca al gran escritor y su compleja personalidad. También para entender mejor los círculos literarios de Japón durante la posguerra.

Shintaro Ishihara ya era un destacado escritor en su país durante los años 50 y a finales de los 60 inició su carrera política. Fue gobernador de Tokio durante 13 años (1999-2012).