Archivo de la categoría: Novela Negra

Sangre en los estantes

portada-sangre-en-los-estantesUna semana no  es mucho tiempo, pero sí puede enseñarnos multitud de mundos. Se lo decía recientemente a Paco Camarasa, y lo repito aquí, la BCNegra ha superado a otros intentos de de crear festivales de éxito en Barcelona. En estos 12 años se le ha otorgado una dimensión internacional a un certamen hecho a la medida de la ciudad. Teniendo a Pepe Carvalho como soñado maestro de ceremonias, han acudido interesantes escritores del género y han dejado un reguero de apuntes para entender mejor una manera de hacer novelas.  Henning Mankell, Andrea Camilleri, Donna Leon, Connell, Petros Márkaris…

Pero, a partir de ahora, algo cambiará en las siguientes ediciones de la Semana Negra de Barcelona. En 2018 ya no estará Paco Camarasa y, sin duda, se notará la ausencia, la personalísima manera de hacer del comisario.  También se nota la ausencia de la carismática libreria, la Negra y Criminal, de la Barceloneta. Pero ahí quedará su pasión por el género, por Dashiell Hammett, por Bogard, por el misterio y la realidad que se fragua en el mundo de la ficción. El secreto del éxito, creo, reside ahí, en la pasión, y en la habilidad por entenderse con los editores, los escritores, con la prensa y con el lector fiel.

Pero el librero Camarasa sigue todavía amando la novela negra, liderando clubs de lectura y hablando sobre su libro: Sangre en los estantes (Destino), una recopilación de lo que deberíamos saber sobre los autores y novelas de este género.  Y ahí lo dejamos, acompañado de su gato Brunetti, en la libreria que todavía se abre sus puertas para las ocasiones, para las lecturas y para seguir hablando, mientras se pueda, de lo que más nos gusta.

Sangre en los estantes, como dice su autor, no pretende ser un ensayo académico ni teórico. Se trata de hablar del género a través de sus autores desde la experiencia de un librero. “He tenido que quitar autores que me importaban mucho, porque no me cabía”- dice, “me hubiera quedado un libro demasiado largo”.

 

Anuncios

La conspiración de los mediocres

la conspiración de los mediocresMelancolía e ironía, palabras que llenan de sentido la descripción de la novela de Ernesto Mallo, La conspiración de los mediocres (Siruela). El escritor argentino se detiene esta vez en las 167 páginas del relato y recuerda que sigue ahí ese mundo que duele y tortura nuestros recuerdos.

La conspiración de los mediocres es la cuarta entrega en España de la serie del comisario Lascano (alias el Perro) pero es la primera en orden cronológico. Para los lectores de los títulos anteriores puede resultar revelador descubrir las causas de algunos de los traumas de Lascano. Al mismo tiempo, la historia entremezcla recuerdos y la investigación de un caso que lleva la historia arriba y abajo, desde el nazismo alemán hasta la dictadura militar del general Videla. La presidenta, Isabel Perón, y López Rega habían dejado Argentina en manos de la Triple A, que sembraron el terror el país. En ese entorno, un joven comisario Lascano investiga la muerte de un anciano alemán en su casa.

La conspiración de los mediocres es una novela dura, en la que también cabe una romántica historia de amor, contraste que sorprende en algunos momentos.

Inicio: “Cuando sonó el teléfono, Rolf Böll supo que hoy vendrían a matarlo. Cuando cuelga, por el auricular le llega un sonido agudo y breve, como el trino inconcluso de un pájaro mecánico.”

Las aguas de la eterna juventud

las aguas de la eterna juventudGuido Brunetti se encuentra junto a su esposa y sus suegros en una fiesta benéfica organizada por la contessa Demetriana Lando-Continui. Mientras asiste al espectáculo aristocrático, el comisario medita sobre la coyuntura de la hermosa Venecia, abocada a un turismo que engulle sus esencias. La ciudad no es la de antes y los venecianos auténticos han huido fuera del centro histórico.

En Las aguas de la eterna juventud  Guido Brunetti tendrá que averiguar qué le pasó en realidad a la nieta de la condesa Lando-Continui, que estuvo a punto de morir ahogada en las aguas cenagosas del canal y que, años después, vive atrapada por las graves lesiones cerebrales que le ocasionó el suceso. El comisario tendrá que averiguar si realmente la joven intentó suicidarse.

La norteamericana Donna Leon reivindicaba hace poco su vocación de escritora de novela negra mediterránea. Por fin se hizo con el Premio Pepe Carvalho durante la Semana de Novela Negra de Barcelona. Carvalho, en su aparente parsimonia, demostró que no hace falta entusiasmarse con la vida para disfrutarla. Escritores y personajes como parte de una misma cosa. La dualidad belleza y oscuridad. Un detective barcelonés baja por callejones oscuros y luego invita a una clienta francesa a almorzar ostras con un  Chablis muy frío. Un veneciano busca la tenebrosa verdad entre la humedad de palazzos desvencijados y después contempla  la belleza de los atardeceres dorados mientras cena  spaghetti alle vongole. Mucha pasta fresca, mucho orégano recién cortado y la muerte. Homenaje a la decadencia, como ya hizo Thomas Mann, a la perfección de Canaletto y al vivo color de Tiziano o El Veronese. El carnaval y máscaras inexpresivas. La hermosura negra subida en una góndola.

“Esos griegos sabían de las cosas. Sabían de la compasión y sabían más aún de la venganza. Y sabían que la diosa fortuna danzaba sin ton ni son de un lado al otro. Y sabían que nadie es siempre afortunado.” (De La chica de sus sueños, en la que una niña gitana de diez años aparece muerta llevando consigo un reloj de hombre y un anillo de bodas.

 

 

En otoño comienza esta historia

“En otoño comienza esta historia. Con una húmeda niebla, escasos grados de temperatura, oscilamientos, y una mujer que, de improviso, se percata de que la libertad está cerca”, escribió Henning Mankell en Profundidades.

henning mankell

Henning Mankell falleció el 5 de octubre de 2015

Llevamos mucho tiempo leyendo las novelas de Mankell. Ese era el hábito. Cada cierto tiempo, nos trasladábamos al ambiente gélido y el paisaje blanco de Suecia. En la Novela Negra siempre hay algo por descubrir. El misterio, la maldad o el crimen que acaba siendo descubierto. Aunque lo mejor de todo es el transcurso de la investigación, la manera como se explica la vida, la sociedad y los secretos mejor guardados. Hay relatos sencillos, otros enrevesados, inteligentes, ingeniosos y tristes también. Tan tristes como una vida que se va.

iphone 2279

Paco Camarasa quiso despedirse de los lectores y creó un sello para los últimos libros vendidos en Negra y Criminal

Curiosa coincidencia en el tiempo. Henning Mankell murió y se cerró una librería, una de tantas, podríamos decir. Pero la realidad es que Negra y Criminal era muy especial. La última vez que estuve por allí, antes de que cerrara sus soberbios y antiguos porticones de madera (puertas de pueblo, como lo es todavía, en su esencia, el barrio de la Barceloneta) pensé en Mankell y en su Wallander y en todo lo que hicieron ellos (el escritor, la librería y el librero) por la Novela Negra.

iphone 2277

La tarjeta para el recuerdo

Cuando empezamos a leer a Agatha Christie, a Simenon o a Sir Arthur Conan Doyle todavía se les llamaba novelas de misterio o policíacas. Y esa esencia, la de los clásicos, estaba en la librería Negra y Criminal junto a la figura imponente de Humphrey Bogart y el recuerdo de la mítica El halcón maltés. También es verdad que junto a las recopilaciones de Dashiell Hammett o Raymond Chandler había constantemente las ganas de enseñar caras nuevas. Y ahí estamos, viviendo el género desde otra dimensión, casi, casi, muy cerca, de la literatura selecta. Y es que la intriga es seductora. La maldad nos sobrecoge.

La negrura de Barcelona

novela negra 2015BCNegra acude a la cita de nuevo. La de 2015 es la décima. Ya forma parte de la ciudad. Barcelona siempre me ha parecido un paisaje muy de novela negra o de película de policías y ladrones, de espias y de mangantes de todos las condiciones y lugares. Es cierto que la ciudad anterior a los JJOO del 92 era más negra que ahora. Con aquel acontecimiento mundial nos la limpiaron, la dejaron guapa y se montaron multacionacionales para traernos cada día más turistas y fast foot globalizados. Pero todavía tiene la ciudad ese carisma de literatura en ciernes. La Andrea de Nada (Carmen Laforet) descubrió el miedo paseando por el Barrio Chino (hoy El Raval) de los 40, y todavía recuerdo aquellas páginas cuando paseo por Nou de la Rambla (antigua Conde del Asalto) o Escudillers, por nombrar un par de calles. Ahora, otros escritores como Carlos Zanón, Cristina Fallarás o Andreu Martín nos ponen al día de la negrura que nuestra época sabe aportar a Barcelona.

Y tuvimos a Manuel Vázquez Montalbán. El Premio Pepe Carvalho 2015 es para Alicia Giménez Barlett, por haber renovado la novela policíaca española y haber creado dos personajes ya carismáticos: Petra Delicado y Fermín Garzón. Petra Delicado apareció en los años noventa y desde entonces se ha abierto caminos y vericuetos y no ha dejado de ganar adeptos y seguidores.

Para empezar la décima edición de BCNegra se recupera El Premio Crims de Tinta, en el que colaboran RBA y BCNegra. Este año se cumple la sexta edición del Premio. Los anteriores ganadores fueron Marc Pastor, Carles Quilez, Teresa Solana, Agustí Vehí y Andreu Martín.

Este año, los organizadores de BCNegra anuncian que se recordará la tradición, pero también el presente y el futuro. Habrá autores debutantes y también futbol, corrupción, espias, traidores, economía, los beneficios privados, los bajos fondos. La vida misma, es cierto, porque en algunos casos nos bastaría con leer el periódico.

Dejo este adelanto de BCNegra con el primer capítulo de la serie basada en el personaje de Alicia Giménez Barlett. Es del año 1999 y los protagonistas son Ana Belén y Santiago Segura. Sobre la interpretación, juzguen ustedes mismos.

Carlos Zanón y ‘Yo fui Johnny Thunders’

YofuijohnnyThundersFrancis, Mr. Frankie quería ser una estrella del rock y  decidió un día dejar su casa y su infancia para vivir lejos de todos sus sueños. Pero la fama, caprichosa y efímera, no le duró mucho y después de pocos años volvió a vivir de nuevo con su padre. Necesitaba ordenar su vida, pagar las facturas y encontrar cualquier trabajo.

Frankie ahora sabe que ha perdido, que sus adicciones ganaron la batalla y que no es nadie en un mundo que no suele perdonar los errores.

¿Podrá salir adelante Mr. Frankie volviendo a su antiguo barrio y con la gente que había dejado atrás? Es lo primero que se nos ocurre leyendo las primeras páginas de Yo fui Johnny Thunders, de Carlos Zanón (RBA). La vida real está llena de paradojas y no siempre las cosas se desarrollan según un guión de pelicula. La realidad es ácida y  nos demanda descaradamente que asumamos las consecuencias de nuestros actos. ¿A eso llamaban aprender la lección nuestras viejas maestras? Es posible.

Yo fui Jonny Thunders se desenvuelve en la puerta de atrás de una Barcelona (en el barrio de Horta) del siglo XXI que presume de ser el escaparate mundial de la modernidad. Es el lado casposo y grasiento de las calles menos glamurosas. Los containers rebosan restos de comida de los restaurantes y a su lado fuman los empleados de un bingo donde se reparte la suerte entre personajes solitarios que gastan el dinero del paro en un cartón lleno de falsas promesas.

Las promesas de triunfo no siempre fabrican un futuro color de rosa. El éxito de un día nos ayuda a caer más rápido al fondo del abismo. Francis, Mr. Frankie, fue un rockero famoso en los 80, o eso creía él.

Nueve años de novela negra en Barcelona

Andrea Camilleri

Andrea Camilleri

La de 2014 es la novena edición de la BCNegra, y se puede decir que ha sido todo un éxito. Ha habido más editoriales y ha durando más días, a pesar de que se ha mantenido el mismo presupuesto: 95.000 €. Este año, como siempre, ha  habido grandes escritores del género, pero especialmente europeos. Me ha parecido muy interesante Jussi Adler-Olsen. No es oro todo lo que reluce, dice Adler-Olsen, y nos revela en sus novelas el otro lado de la supuesta justicia social que se vive en Dinamarca. Por cierto, que su próxima obra se está gestando en Barcelona, vive aquí desde hace un tiempo.

El momento más destacado de la Semana de Novela Negra de Barcelona ha sido la entrega del IX Premio Pepe Carvalho, que este año se lo ha llevado Andrea Camilleri. Por fin hemos podido ver de cerca al considerado por muchos como el representante más genuino de la novela negra mediterránea. El viejo escritor siciliano no viaja mucho, le cuesta salir de su casa por los achaques de la edad. Pero la ocasión valía la pena y Andrea Camilleri no solo ha recibido orgulloso el premio, sino que ha ofrecido un caluroso homenaje al que fue su gran amigio durante años. Camilleri explicó que  el día que murió en Bangkok Manuel Vázquez Moltalbán fue el más triste de su vida, “era un día luminoso en Roma, pero de repente todo se oscureció”.