Lorca y la memoria histórica