Ferran Adrià, un libro para cocinar

No me lo pensé dos veces. Quería ir a la conferencia de Ferran Adrià en el Auditorio de RBA. El famoso cocinero ha publicado un nuevo libro y su presentación se convirtió en un acontecimiento social de primer orden, con asistentes de diversa condición y rango.

Era la primera conferencia de Adrià en Barcelona-dijo Joaquim Palau, director editorial de RBA-aunque el cocinero de Hospitalet ha viajado por todo el mundo para explicar su filosofía. Por eso todo el mundo se vistió de largo para dar la bienvenida a un hombre en camiseta y zapatillas que dibuja sobre una pizarra la evolución del hombre y su aprendizaje culinario.

Comer es un placer y una necesidad. Conocemos principalmente a Ferran Adrià elaborando platos sibaritas dedicados a las necesidades de todos los sentidos. Es caro El Bulli (“El Bulli no está cerrado, se ha reinventadodice Adrià)? No lo sé, pero la innovación abre caminos nuevos y otras realidades. Por ello, Ferran Adrià asegura que ahora está especialmente interesado en la gastronomía, quizás , necesaria (como el pan de cada día”, que diría Celaya), la de aquellas personas que ganan 1.000 o 1.500 , “que es la mayoría de la gente”.

El cocinero quiere ahora que la sociedad coma sano y a buen de precio. Sobre esto el libro Cocina pública y cocina privada, dos mundos que se encuentran (RBA) y es el resultado del trabajo realizado durante mucho tiempo, cuando el cocinero se planteó el reto de dar de comer equilibradamente a su equipo de 75 personas.

Cada día, sus trabajadores pasaban horas intensas preparando platos magistrales en su restaurante de lujo de fama internacional.Pero, a la hora de comer, disfrutaban de sus platos particulares, fruto de la cocina tradicional y por un precio bastante razonable. El secreto consistía en elaborar menús que gustaran a todos, equilibrados y con la mejor materia prima, por sólo 3 o 4 euros. El resultado del experimento forma parte de este libro, que presenta 31 menús que el chef estudió personalmente.

Desde la prehistoria -dice Ferran Adrià- el ser humano tuvo la necesidad de alimentarse. Durante los primeros tiempos, comían los alimentos crudos, pero después la cosa fue evolucionando hasta llegar a los festines gastronómicos y hedonistas de la Grecia clásica, el Egipto de los faraones o las bacanales de la Roma imperial. Los alimentos aportaron su doble vertiente de necesidad para la subsistencia y el placer de los sentidos.

Ferran Adrià compara el pasado y el presente de las costumbres culinarias. ¿Antes se comía mejor? – se pregunta el cocinero. Pues, no. Primero, porque en épocas de posguerra no se comía en absoluto, y también porque si las familias querían comer sano y con un coste soportable necesariamente la mujer debía estar todo el día cocinando. Ahora que las mujeres tienen su profesión y su trabajo en el mercado laboral, es difícil encontrar tiempo para comer bien, y echamos mano de platos preparados. Pero las cosas no deben funcionar así a la fuerza. Debemos aprender a encontrar alternativas y debemos programar y presupuestar la comida de cada día. Ferran Adrià nos anima a cocinar de forma racional y presupuestando. ¿Necesitamos un sofrito, por ejemplo? Pues, preparamos mucho y lo congelamos. ¿Tendremos necesidad a menudo de un caldo, salsa de tomate, un arroz, fondo de carne o una sopa? No hay que hacerlo cada día, no cuesta mucho cocinar grandes cantidades para congelar. Después, sólo tendremos que descongelar para comer bien los platos que nosotros mismos hemos cocinado.

¡Que os aprovechen estas propuestas!

Anuncios

Sunset Park

Paul Auster se ha ganado el privilegio de ser un escritor esperado. Una hilera larga de lectores de todo el mundo han pasado muy buenos ratos con sus novelas y cuando, finalmente, se decide a publicar una nueva, resulta fácil imaginar que más de un admirador deja lo que estaba leyendo y se  adentra sin remedio en la novedad que el escritor de Nueva Jersey ha dejado en el escaparate.

Nos llegó hace unos meses y se encuentra entre los más vendidos. Sunset Park, recuerda el aroma de una historia bien tramada, como Broolyn Follies, pero con unos personajes que no consiguen llegar a ser tan cálidos. Posiblemente Auster no pretende que Miles, Pilar, Alice, Brig o los padres de Miles sean lo que podríamos llamar personajes simpáticos, pero todos ellos tienen un punto de pasión oculta que mantiene alerta al lector. En Sunset Park todo comienza cuando Auster presenta a Miles Heller, de 28 años. Este personaje lleva siete años viviendo aislado de su mundo,  del que decidió huir. Detrás sólo deja una breve nota. Heller se pasa años en soledad, hasta que un día encuentra a una joven de 16 años, Pilar, que, casualmente, estaba leyendo la misma novela que él:  El Gran Gastby.

Después, las circunstancias hacen que Miles vuelva de nuevo a su pasado, a los secretos, a su padre, un magnífico editor; a su madre, una actriz cautivadora; a su madrastra, una intelectual con un juicio muy acertado. También vuelve a la comunidad de Sunset Park y sus camaradas okupas. Vuelve a la vida , con sus penas y sus glorias. Las penas y las glorias se mezclan como si nada en una misma cosa. ¿Se fía Miles realmente de su amigo Brig, que le propone compartir una casa abandonada y regenta un negocio conocido como ‘El Hospital de los Objetos rotos’?. Este lugar inédito está situado en la Quinta Avenida, en Park Slope, al lado de una lavandería. El negocio de Brig consiste en reparar objetos que están a punto de desaparecer: máquinas de escribir manuales, plumas estilográficas, relojes mecánicos, radios de madera, teléfonos de disco…

Paul Auster dice que se inspira constantemente en Emily Brontë. Quizás, y lo hace a su manera, con los pies puestos en la actualidad. Me lo he pasado muy bien con Sunset Park. Creo que Paul Auster es un autor que tiene dos caras: por un lado, la cara de un narrador extraño, críptico, que nos hace entrar en mundos difíciles, los que se encuentran más allá del subconsciente, como Viajes por el scriptorium o Trilogía de Nueva York. Por otro lado, está el Auster de las historias abiertas a la calle, a las miserias humanas a flor de piel, como Brooklyn Follies o Sunset Park.

Sunset Park es una historia sobre historias, sobre literatura, sobre el mundo de las editoriales. Es Nueva York y es la la crisis económica y la depresión de una generación de estadounidenses con las cosas no muy claras y con un futuro bastante más incierto que el de sus padres.

Invisible  ]La compassió és un sentiment abominable 

Del 23F en Nueva York en un libro electrónico

Ahora que se acaba el año, parece una buena idea continuar con el ejercicio que empecé hace unos días, el de hablar de libros susceptibles de convertirse en regalo. No aseguro nada, porque aconsejar lecturas es un riesgo importante. Sin embargo, como dice Espinàs en su último libro” el tiempo va pasando, pero la fiesta sigue”. Este nuevo título  que ha aparecido durante 2009, Y la fiesta sigue (Ediciones La Campana), es una especie de autorretrato de Espinàs, donde reflexiona sobre los hechos de la vida, la de todos y la suya misma. La Campana también nos ha obsequiado este año con Nelson Mandela y el partido de rugby que construyó una nación, de John Carlin. Sobre este libro Eduardo Mendoza dijo en El País: “Hubiera podido ser la mejor novela del año si no fuera porque todo lo que explica sucedió de verdad. Mendoza, por su parte, ha revelado con Seix Barral Tres vidas de santos. Estos son tres relatos, de tres personajes que están dispuestos a renunciar a todo. Al igual que el libro de Carlin, el 23 F de 1981 también podía haber sido una novela si los hechos que se produjeron al Congreso de los Diputados no hubieran sido una realidad como un piano. De hecho, Javier Cercas intentó convertir en ficción todo el entramado conspirador que finalizó con Antonio Tejero invadiendo el Parlamento y disparando contra todo lo que se movía. Finalmente, Cercas escribió Anatomía de un instante sin alejarse de la verdad y ha demostrado que el golpe de Estado contra la democracia incipiente que presidía Adolfo Suárez puede superar cualquier novela policíaca. La última obra de Cercas se situó entre los más vendidos el día de Sant Jordi, en la Feria del libro de Madrid y en las listas de más vendidos de muchas librerías y secciones de cultura de los periódicos. Merece un rato de atención.

Por cierto, Ecos Travel Books ha presentado la primera guía de viajes digital en castellano para e-book, iPhone, ordenadores y otros dispositivos de lectura electrónica. Se trata de una guía de Nueva York y contiene todo lo que hay que ver en Manhattan, en sus tiendas, museos, parques, rascacielos…..

El prestigio de leer

‘El otro día hablaba con un veterano y experto editor (que ha vivido muchas encendidas y difíciles batallas editoriales y literarias) sobre la relación de la cultura con la política y la economía. Está claro que hacer libros no es negocio. No es un negocio, por ejemplo, cómo hacer coches o fabricar Chupa Chups. Sin embargo, los libros se editan, se escriben … y, a veces, se leen.

Y, si no es negocio, ¿Cómo es que no se han cerrado todas las editoriales del mundo? ¿Cómo es que todavía no se han convertido en tascas de vinos todas las librerías? Como es que el pragmatismo que impera no se ha cargado de una vez por todas de este inútil y poco pragmático mundo del libro? Es el prestigio, escuché decir.

Es muy normal y corriente oír hablar a la gente sobre la cantidad de libros, sobre las pilas de libros que tienen en casa por leer, como si este deber se pudiera dar por cerrado algún día. Decir esta obviedad siempre me ha parecido una enorme tontería, o es que alguien tiene pensado tragarse toda la energía del mundo, la vida de las cosas o todo el pensamiento que ha generado la historia?. Jorge Luis Borges, un lector impenitente y constante, decía: “Que otros presuman de las páginas que han escrito; a mí me enorgullecen las páginas que he leído “. El escritor argentino lamentaba que “ya no quedan lectores, en el sentido ingenuo de la palabra, sino que todos son críticos potenciales”.

[/ p]

En fin, he oído a pocos escritores y lectores impenitentes hablar sobre el miedo al libro electrónico, sin duda uno de los regalos de moda de esta Navidad. Todo se ha de ver, por lo menos. Umberto Eco, un descreído magistral, ha resuelto el tema asegurando que no  entregaremos los libros. Este año ha publicado No espereis libraros de los libros , donde aborda el asunto del libro electrónico y asegura que el invento no dejará atrás el libro de papel .

De kawakami a Dan Brown

La literatura sabe como nadie echar un vistazo al mundo y sabe viajar por los confines más lejanos y más cercanos del universo. Los mejores libros, creo, son aquellos que han surgido de la libertad personal e íntima de su autor y que van más allá de las pequeñas miserias que les rodean. En los próximos días me propongo realizar un repaso de libros, de aquellos que pueden ser perfectamente recomendables y que se pueden encontrar fácilmente en las librerías, por si alguien quiere regalar un buen cúmulo de palabras

Un descubrimiento interesante ha sido la escritora japonesa Hiromi Kawakami. El cielo es azul la tierra blanca (Acantilado) ha sido el primer título traducido al español de esta autora que ha recibido los premios más prestigiosos de Japón.

Trago Amargo (Roca Editorial) aporta un apunte cinematográfico y se introduce en el rodaje del clásico de John Huston La noche de la Iguana que, con un reparto de lujo, llevaba al cine una de las diatribas existencialistas del dramaturgo Tenesse Williams.

Seix Barral ha publicado este septiembre Engaño, de Philip Roth, una novela corta de quien está considerado uno de los mejores escritores norteamericano actuales. Engaño es el relato de dos amantes que engañan a sus respectivas parejas y se encuentran en el mismo refugio para explicar sus pequeños o grandes conflictos. Él es un intelectual de media edad y ella una mujer más joven, inteligente y britante, que se encuentra atrapada dentro de su matrimonio humillante.Sin duda, uno de los más esperados de la temporada ha sido El símbolo perdido/El símbol perdut (Planeta/Empúries) que se puso a la venta el 29 de octubre con toda clase de expectativas,con un concurso para descubrir enigmas y todo. La nueva entrega de Dan Brown salió con una tirada millionaria. Por cierto, que el e-book de El símbolo perdido està plantando cara a su nueva edición en papel y la libreria online más importante del mundo, Amazon, parece que está ganando.

Qué esperamos de Sant Jordi?

¿Qué esperamos del día de Sant Jordi? Esperamos que haga buen tiempo, es la respuesta correcta y generalizada. Los editores, esperan el sol. Los libreros, han puesto velas al Cristo de Lepanto, que por eso estuvo en la batalla del mismo nombre, para que aleje la lluvia que nos envía con el paraguas en casa. Y el público numeroso, naturalmente, espera y desea un buen “solo, solito, ven a ver …” para sus paseos entre las mesas de libros. Docs, sí, es eso. El día debe salir lucido, el resto del trabajo ya esta hecho. Esto lo saben muy bien los compañeros de los departamentos de prensa de las editoriales, que a estas alturas saludan sus familiares por e-mail. Las librerías ya han puesto el cartel de “no tengo más espacio en el almacén” y los periodistas han hecho los deberes y han leído y han presentado a sus lectores sus recomendaciones. A lamalla.cat tiene un especial con todas las novedades y aquí, hacemos repaso ahora mismo:
El por qué de la locura Larsson (I)
El por qué de la locura Larsson (II)
Una historia de amor de Salman Rushdie
Murakami en la playa de Barcelona
Elegía por un Amercia ‘, el tributo de Siri Hustvest a Nueva York  Todos los viajes de Julio Equis comienzan con un par de palabras, “me voy” …
El corazón de Napalm ‘en la Barcelona de los ochenta
Jordi Coca y la chica del baile
Maruja Torres, Navidad 2009 ¿Por qué no buscan Irène Némirovsky
Ruedo Ibérico
Ah, aviso. El 23 de abril es urgente, tengo que marchar unas horas, no puedo terminar el día sin pasar por caja (hay el 10 por ciento de descuento). Normalmente ya sé lo que quiero. Y también me esperan las rosquillas de San Jorge que compro en la plaza de Sant Jaume. Todo un placer de la vida.

¿Por qué no buscamos a Irène Némirovsky?

Cualquiera que pasea estos días por las librerías de su ciudad, de su pueblo o  el pueblo o ciudad de otro, enseguida se da cuenta de que, expuestas como si fueran delicadas mercancías, allí están las novedades esperadas del año. También están las reediciones y las versiones de bolsillo de otros años. Por estas fechas, la norma general del consumidor bibliófilo aficionado es mirar las novedades, para regalarlas y para regalarse a uno mismo. Paul Auster nos ha regalado al 2008 Un hombre en la oscuridad (Anagrama / Edicions 62). El escritor americano vino a Barcelona para presentar su última novela, y no dejó indiferentes a sus admiradores. En “EEUU no entrevistan a un escritor como yo, no quieren saber mis opiniones“, dijo en una entrevista, precisamente. Pero no nos entretengamos, que queda mucho librería. Ah! allí está, El Chino, de Henning Mankell (Tusquets). Según el editor esta es la mejor novela del escritor sueco.

Mankell concede pocas entrevistas , pero el año pasado fue la estrella del tercer encuentro de novela negra de Barcelona y dejó boquiabierta a la audiencia . A Mankell no le gustan los teléfonos móviles y confiesa su incomodidad cuando escucha a todo volumen las conversaciones privadas en el tren o el autobús , y ahora también en el metro (no sé si me gusta esta magnífica cubierta del suburbano barcelonés de la cual se sienten tan orgullosos los de TMB). Haruki Murakami es otro escritor de pocas palabras (habladas , claro). La traducción que nos llega del japonés nos hace sentir la proximidad de un autor que desnuda aquellos sentidos que no están catalogados en los manuales infantiles. After Dark es de octubre de 2008, pero también están por las mesas libreras los otros seis títulos que ha publicado Tusquets. El viejo Andrea Camilleri es otro que no deja de escribir. Por Sant Jordi, mucha gente se decidió por La pensión de Eva, (Salamandra ) “Una desesperada y muy tierna historia de amor y muerte”, decían en el Corriere della Sera Magazine. Por cierto, El crimen de Garlasco, II Premio de Novela Negra RBA, es la primera novela negra de Camilleri sin Salvo Montalván. Está basada en un hecho real que ocurrió en Palermo. Otro veterano, D. Antonio, (Antonio Gala) esperó en otoño y abrió temporada editorial con Los papeles de agua. De nuevo, la protagonista una mujer con problemas. Parodia, vaya! si las aventuras literarias pueden ser un espectáculo… Tras el éxito de Los hombres que no amaban a las mujeres, Stieg Larsson orna con La chica que soñaba con una cerilla y un bidón de gasolina (Destino/Columna ), con Lisbeth Salander y Mikael Blomkvist de nuevo juntos. El desaparecido Stieg Larsson es el protagonista de las listas de ventas con la segunda entrega de la trilogía Millenium. Por cierto, dentro de poco se podrá ver la película de lo que se ha denominado La locura Larsson. Blomkvist y Salander en la pantalla grande, poniendo imágenes a la historia de Los hombres que no amaban a las mujeres. Esto será hacia febrero. De momento, el estuche de los premios planeta siempre son interesantes y aquí están, fieles a su encanto mediático. Este año los Planeta introducen al lector en géneros muy definidos : la novela negra y el de las carreras de caballos , no es que sea éste un género muy abundante en ejemplos, pero Fernando Savater, con La hermandad de la buena suerte, apuesta para situar su obra en un sorprendente y todavía reducido club de las novelas sobre este mundo que, lo reconozco, ignoro absolutamente. Es verdad que alrededor de las carreras de caballos se pueden imaginar multitud de situaciones retorcidas, personajes muy malos y vicios sin control. Me ha parecido un poco más interesante la novela de Ángela Vallvey, Muerte entre poetas. Las novelas de misterio siempre tienen un no sé qué de intriga que te hace mantener la atención hasta el final. Otra garantía: Vila- Matas. El autor de Doctor Pasavento ha publicado este diciembre Dietario Voluble (Anagrama ) . Es un cuaderno de notas personales, con comentarios sobre libros leídos y la propia experiencia. “Este es mi tema, todos mis temas . La manera en que la literatura aparece en todas partes”, dice Enrique Vila- Matas. Pero no nos vamos todavía. Removiendo libros en la librería se pueden descubrir tesoros, no tenemos que ir siempre con la lista hecha, como cuando vamos al super, pedir al dependiente para acabar antes, pagar (claro) y salir deprisa, como si los miles de volúmenes entregados a su solitario esperar que alguien los coja tuvieran garras. ¿Por qué no buscan a Irene Némirovski? Su caso es muy similar (según mi punto de vista) al de Sándor Márai, Salamandra recupera escritores de la Europa del este nacidos a principios del siglo XX ( Márai, en la ciudad eslovaca de Kassa). Por cierto que la editorial ha publicado recientemente diarios, el primer volumen de sus diarios personales que se traduce al castellano). Némirovski nació en Kiev, a principios del siglo XX. Era una escritora lúcida y también conmovedora, que describía con detalle de los naturalistas el ambiente opresivo de las ciudades provincianas de aquella época. A veces me recuerda a la gallega Emilia Pardo Bazan (no hace falta que sea ahora, pero no deberíamos descartar buscar también la condesa entre los fondos de Alianza Editorial ). Némirovski murió en Auschwitz durante la Segunda Guerra Mundial , cuando ya había comenzado su carrera en París . Es curioso y afortunado que, pasado medio siglo , se hayan publicado sus relatos inéditos, algunos enterrados en maletas familiares durante decenios.