Erase una vez Ana María Matute

anaMariaMatuteEra 25 de junio. Acababa de comenzar el verano y todavía no se habían consumido los últimos rescoldos de las hogueras de San Juan. De pronto, se apagó una vela y dejó de fluir aquel manantial luminoso que inventaba historias reales. “Escribir es esparcir lucecitas en la oscuridad”, decía Ana María Matute. Y me quedo de nuevo con este mensaje que dijo al recibir el Premio Cervantes: “Si tropiezan con alguna de mis historias, creánsela, porque me la he inventado”.

Así lo haré, ¡Gracias!

En septiembre aparecerá su última novela: Demonios familiares.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s